Molí de L´hereu

Imagen relacionada con la noticia

El Molí de l’Hereu es un edificio del s. XVIII que funcionó como molino aceitero hasta la década de los 70 (s. XX). Era propiedad de casa l’Hereu (el heredero), la familia de terratenientes que controlaba buena parte de la economía local. Este molino concentraba toda la producción de aceite de la población, dado que era el único que había, a excepción de alguna pequeña instalación rudimentaria.

El edificio está construido con paredes de mampostería y de tapial, una técnica tradicional que utilizaba arcilla y gravas. En su interior se conserva la maquinaria original del proceso tradicional de elaboración de aceite: las muelas de moler las aceitunas, dos prensas de diferente tipología y cronología, pilas de decantación, numerosos utensilios y paneles interpretativos. De las dos prensas, la más antigua es la de barra que utilizaba la fuerza humana o animal para hacer presión mediante una gran viga de madera. La otra prensa, más moderna, es hidráulica y funcionaba con energía eléctrica.
Después de que el molino cayera en desuso, fue adquirido por el Ayuntamiento quien a principios de los años 90 (s. XX) inició un proyecto pionero para habilitarlo como infraestructura turística: con un espacio museográfico sobre el aceite, un hotel rural (equipado, además de las habitaciones, con restaurante, cafetería, biblioteca, sala de reuniones, jardín y Spa) y, en el exterior, un jardín botánico.

Más información:

«Catálogo Monumental y Artístico del Bajo Aragón»

(Fundación Quílez Llisterri)


Share This